Santo Antao paso a paso

Inicio Foros Relatos/experiencias/historias Santo Antao paso a paso

Este debate contiene 12 respuestas, tiene 6 mensajes y lo actualizó  carlota hace 13 años, 11 meses.

Viendo 13 publicaciones - del 1 al 13 (de un total de 13)
  • Posts
    carlota
    Miembro

    Si te gusta caminar te enamorará Santo Antao, descubrirlo, sorprenderte a cada paso. En el kiosko de información turística que hay camino del puerto en Mindelo venden un mapa con un montón de rutas. Especifica la dificultad del camino, la duración y otros datos.
    A nosotros nos resulto muy útil. Con 10 kilos de niña a la espalda tampoco era cosa de complicarse mucho la vida así que hicimos tres paseos sencillos.
    Primero fuimos de Ponta do Sol a Fontainhas. Se tarda como una hora, a nosotros se nos hizo corta. Puede que el camino no sea tan espectacular como otros que vimos después, pero acabábamos de llegar a la isla y nos impresionó bordear por los acantilados la montaña que separa a los dos pueblos. Una vez allí se puede bajar campo a través a la bahía, pero hay que saber cómo. Nosotros lo intentamos y nos vimos en un ligero aprieto. También nos vio en un aprieto Bartolomeu, un señor mayorcete y ágil como una cabra (lógicamente allí todos son ágiles), que nos gritaba advertencias mientras bajaba por el camino. Cuando nos alcanzamos mutuamente se ofreció a enseñarnos cómo llegar hasta la playa y como nos debía ver bastante inconscientes nos acompañó los aproximadamente 20 minutos que se tarda en llegar, insistiendo en que nos fijaramos mucho para volver. Debió de quedarse más o menos pendiente porque a la vuelta salió a nuestro encuentro en el camino con unos plátanos.¡Qué ricos! Una vez en el pueblo Dido se entretuvo con un grupo de niños y ellos con ella, y como Bartolomeu vio que no teníamos prisa nos invitó a su casa a tomar café mientras los pequeños jugaban. En fin, que fue nuestro ángel de la guarda.

    Otro día fuimos al valle de Paul, que según parece es de lo más verde de las islas. Subimos desde Vila dos Pombas. Después de un rato andando cogimos uno de las numerosas camionetas que llevan a la gente entre los pueblecitos y llegamos al último. Desde allí habríamos seguido hasta la famosa Cova de Paul, pero tendrá que ser en otra ocasión porque había mucha niebla y estaba medio lluvioso y no íbamos preparados. Así que nos quedamos en Cap de Ribeira. Un encanto de mujer, Helena, nos hizo una comidita casera y le dejó una cama a la niña para dormir una siesta, y con las fuerzas repuestas bajamos otra vez la carretera, esta vez andando, alucinando por el valle impresionante entre montañas imponentes. Y como siempre parando con casi cada grupo de niños.

    Para la tercera escogimos la ruta 205 porque no era muy larga (3 horas) y el camino y la orientación parecían (y eran)muy fáciles. Se trata de un camino vecinal que une Corda y Coculi. No sabíamos muy bien lo que nos íbamos a encontrar, pero Joao, que nos había preguntado si queríamos que nos llevara a algún sitio en su camioneta, nos dijo que nos gustaría. Resultó ser espectacular. Desde arriba veíamos el mar detrás de montañas flipantes y el camino empedrado con su murete tiene un encanto especial. La perspectiva va cambiando y sorprendiendo continuamente y al final llegas a Figueiral, un precioso pueblo entre caña de azúcar que a mí me gustó tanto o más que Fontainhas. Sólo lo atravesamos porque creíamos que aún nos quedaba mucho por andar, pero me hubiera gustado quedarme un ratito por sus calles. ¡Otra vez será!
    Porque seguro que hay otra vez.

    Saludos y feliz año

    carlota
    Miembro

    Bien aventurada Carla.

    Envidia sana me das por ti, por los tuyos y por tú hija que aunque pequeñita, sabrá agradecértelo en los futuros, largos y dichosos días de su vida. (Entre otras cosas por que tú seguro que se lo contarás)
    Maravilloso regalo de Reyes que le has proporcionado y que en un futuro te veras obligada a mantener, (o al menos eso quisieras), y que te ruego que repitas en cuanto que ella tenga uso de razón.
    O menos. Por que los niños son muy receptivos.
    Maravillosos niños.
    ¿Te has fijado en sus ojos? Creo entender que sí.
    Nuestra generación creo que llegó tarde, solo podemos poner buenas intenciones, pero “ellos” son el futuro.
    No les privemos de ese derecho.
    Me gustan las “vivencias” de la gente que se atreve a viajar con niños pequeños.
    Que se atreven a abandonar la “seguridad” de nuestro modus vivendi occidental.
    Que si pañales… que si agua… que si…
    ¡Y “ellos” están allí!… Los niños…

    Me gusta, cuéntame más…

    José Ramón.

    Home de ferro

    jose ramon
    Miembro

    ¿Y fotos? ¿no tienes fotos?
    ¡Por Dios! una foto de Dido durmiendo en la cama de Helena…
    O es solo para tus ojos.
    ¡Que grandioso momento!
    ¿Que comidita casera?

    Home de ferro

    carlota
    Miembro

    La verdad es que entre pensarlo, vivirlo, recordarlo y compartirlo un viaje da mucho de sí; mi cuerpo estuvo 10 días, mi alma, espíritu, pensamiento o cómo se llame sigue impregnado de ese olor del que nos hablabas.
    Colgaré alguna foto. Como madre primeriza y reciente se que puedo ponerme muy pesada, así que trato de contener mis ansías de enseñar fotos. Aunqe las de Cabo Verde se las enseño a todo el que se deja. Unos cuantos están pensando que molaría ir a ese país que tiene tan buena pinta. Otros están eligiendo las fechas.
    A veces pienso que debería ser más discreta, no promocionarlo, no poner mi granito de arena en la crónica de una invasión anunciada. Qué la gente siga preguntándote ¿Cabo Verde, dónde está? Pero es muy egoista querer preservar los paraísos para uso y disfrute de unos pocos iniciados, sobre todo porque al susodicho paraíso a lo mejor no le molestaría una lluvia de divisas.
    El turismo es una oportunidad para Cabo Verde, pero es muy peligroso. Mi padre es de Mallorca y de niña iba con cierta frecuencia a las Baleares. En pocos años el turismo se las ha comido. Incluso Formentera, de la que tenía un recuerdo tan silvestre y hermoso. Trabajo desde hace unos 7 años como guía en Noruega. Parecía imposible que allí fueran a perder su ingenuidad, su honradez y su inmenso respeto a la naturaleza. Y lo estamos consiguiendo.
    En fin, es peligroso pero ¿qué habría sido de España sin el turismo? ¿qué sería de mí?
    Perdona, me voy por los cerros de Úbeda, será mejor dormir.
    La comida de Helena: sardinas, pasta, y feijaos. En Cap de Ribeira nos habíamos refugiado en una “tienda de souvenirs” donde Nilton nos invitó a un café. Y el mismo Nilton, cuando le preguntamos si se podría comer por ahí, lo apañó con la vecina, Helena. Lo hizo por dinero pero también porque sí. No lo había hecho nunca y no sabía qué cobrarnos. Fue una escena casi incómoda pero sobre todo tierna. Le dimos 1200 ecv y por su reacción vimos que nos habíamos pasado. ¿Su reacción? Escribió su nombre y dirección en un papel y nos dijo que si lo pensábamos y nos parecía mucho, que si volvíamos por allí nos invitaba a comer.
    Saludos
    Boa noite

    usuaia
    Miembro

    Hola a todos,
    Bueno, queria solo comentar que yo tambien me hago las mismas reflexiones que Carlota con respecto a la invasión turistica, necesidad por una parte,y un horror por otra(pero, no somos acaso muchos de los que escribimos en este foro turistas al fin y al cabo?), sobre el egoismo de los que queremos guardar los paraisos para nosotros y al mismo tiempo nos damos cuenta de lo que trae de bueno el turismo a un pais como Cabo Verde. Asi que no creo que te vayas por los cerros de úbeda y creo que es un tema muy interesante y unas reflexiones absolutamente necesarias para hacer las cosas bien (peligro, qué es hacer las cosas bien?) o lo mejor posible. Yo he sido guia en Cabo Verde, y he vivido en una absoluta contradicción entre enseñarlo todo todo o guardarme cositas, lugares, personajes y conversaciones para mi y los mios, entre a quien enseñarselo y cómo, porque todo dependia de las actitudes ante las que me encontraba… es muy dificil cambiar el punto de vista de gente que viaja para una semana con muchos prejuicios y unas ideas demasiado fijas de como tienen que ser las cosas, otros , sin embargo, no necesitan guia ni nadie que les abra los ojos y el corazón, os dejais llevar… Es dificil ser guia en un país al que todos nosotros podemos ir pero del que ninguno de ellos puede salir (al menos la mayoria). Creo que un dia abro un tema sobre esto, porque da para mucho.
    Por cierto, Carlota, haces unas descripciones muy bonitas.
    Saludos.

    jose ramon
    Miembro

    “La verdad es que entre pensarlo, vivirlo, recordarlo y compartirlo un viaje da mucho de sí; mi cuerpo estuvo 10 días, mi alma, espíritu, pensamiento o cómo se llame sigue impregnado de ese olor del que nos hablabas.”

    Es que es un olor especial que solo pueden percibirlo los que visitan y viven C.V.
    Es un olor que solo podemos percibir algunos, unos pocos elegidos, que seremos tachados de locos…
    Enseñaremos fotos… demostraremos vivencias… intentaremos convencer…
    Estuve allí… mira las fotos…

    Es igual, Carlota, incluso con la familia tendrás problemas para hacerles entender lo que viste; y no te digo nada con lo que sentiste; mucho más personal e intransferible… ¡imposible!

    Esto es muy bonito.

    Si no lo entienden,…

    Que se jodan.

    Bienvenida al Club.

    José Ramón

    Home de ferro

    jose ramon
    Miembro

    Me entiendes…

    ¿Verdad?

    José Ramón

    Home de ferro

    jose ramon
    Miembro

    Para Dido.

    No es solo el olor…
    Es muy importante el olor… por favor, no olvides nunca ese olor. Es como…
    No se como explicarlo…
    Es ese… somos ese…
    Somos…
    ¿Sentimiento?
    ¿O queremos ser sentimiento?
    ¿O queremos creer?
    O… ¿Creemos saber?
    ¿Quién soy?
    ¿Qué soy?
    ¿Qué hago aquí?
    ¡Juro que volveré!
    ¡Conciencia!
    ¡Culpa!

    Buenos propósitos, Yo no, Tú no, El no…
    Nosotros sí, ellos sí, vosotros sí…
    Los niños son… Dido es…
    Dido es el futuro…
    Dido es la esperanza…
    Dido es…

    ¿Qué le contaras a Dido?
    Quizás el olor, ese olor…
    Me gusta ese olor.
    Me vuelve loco ese olor.
    Dido… ¡Huele!

    José Ramón

    Home de ferro

    carlota
    Miembro

    Gracias home de Ferro.

    A Dido le contaré que ya había estado aquí antes, le preguntaré si recuerda sensaciones, si lo echaba de menos.
    Le diré que guarde, aunque no pueda ser toda, su pureza. Lo grandioso de los niños es que no tienen ni el más mínimo prejuicio, son los mejores viajeros, el “dónde fueres haz lo que vieres” les sale espontáneo, están hechos para adaptarse. También son los mejores anfitriones, con su curiosidad sin disimulos.

    Le diré que vuelva sola. O con sus amigos. O con su novio (o novia ¿quién sabe?).

    Lo que no le diré es que el futuro está en manos de los niños del presente. Es lo que me dijeron a mi y me ha costado mucho combatir mi mala conciencia. Los niños, el futuro… ¡qué miedo!

    Les deseo a todos, niños y mayores un futuro brillante, donde quede ternura. Por cierto, ¡feliz 2006!

    maevelha
    Miembro

    Hola Carlota:
    Sigo tus mensajes en el foro desde tu planificación del viaje y ahora con tu vuelta. ¡¡Qué voy a decirte de los niños de Paul si vivo allí, entre ellos!! Todos los días nos visitan a la casa varios niños vecinos, bien para jugar, bien para comer, bien para ayudarnos con el huerto o las tareas de la casa.
    En mi casa hay una ludoteca y los niños vienen a pedir prestados juguetes que después devuelven para que otro niños puedan usarlos también. Por ahora está funcionando bastante bien, sobre todo con los niños vecinos.
    Me gusta saber que te gustó tanto. Desde luego, Santo Antao y especialmente Paul son lugares muy especiales.
    Un abrazo.

    patricio
    Miembro

    NO TENEIS IDEA DE LA LENGUA LOCAL DEL PAIS YO DOMINO EL IDIOMA KRIOLO

    juan roch
    Miembro

    hola philosofos vaya marcha……….
    en cabo verde no se juega al domino patricio,se juega al orin.

    juan roch

    carlota
    Miembro

    Hola maevelha.
    ¡parece que tu casa debe ser un lugar muy alegre! En Madrid sobran juguetes y falta alegría, aunque nos las arreglamos para pasarlo bien. Creo que un niño caboverdiano con una pelota no tiene nada que envidiar a uno español con una videoconsola.

    Hola Patricio y Juan Roch
    No me importaría dominar el kriolo, el portugués, el swahili, el japonés y otros tantos más, tampoco me importaría saber jugar al orin y al guiñote. En fin, cada cual que viva con sus limitaciones

    Y hola a todos. Mi intención con este tema era que cada uno compartiera algo de sus excursiones por Santo Antao.¡Es lugar tan pequeño y tan grande! Nosotros sólo asomamos la nariz, pero muchos tienen que haber estado en otros rincones, conocer otros caminos. ¡contadnos!

Viendo 13 publicaciones - del 1 al 13 (de un total de 13)

Debes estar registrado para responder a este debate.