Cape Verde Islands

Sunday 25.08.2019

 
 
Buscar temas sin respuesta | Ver temas activos

Nuevo tema Responder al tema  [ 2 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: nuestro viaje a Cabo Verde
NotaPublicado: Vie Ago 08, 2008 12:06 pm 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Abr 08, 2008 8:57 am
Mensajes: 11
Ubicación:
Hola a todos y a todas,
Hace menos de dos semanas que volvimos de vacaciones por Cabo Verde y hemos quedado encantados. Os vamos a contar un poco nuestra experiencia por si puede ser útil para un futuro a viajeros/as, aunque me temo que con la cantidad de información que ya hay en el foro no creo que contemos nada nuevo. Sea como sea, al menos os contaremos como vivimos Cabo Verde desde nuestra perspectiva.

También queremos contaros nuestra experiencia para ser fieles al lema del “Quid Pro Quo”: este foro nos proporcionó valiosa información para diseñar nuestro viaje, osea que creemos que es de recibo devolverle al foro aunque solamente sean nuestras humildes opiniones de Cabo Verde.

Nuestro viaje empezó en Barcelona el martes 22 de Julio y acabó el 1 de Agosto de 2008. No fueron muchos días, pero fueron suficientes para paladear el sabor de Cabo Verde. Hicimos las reservas de los vuelos por internet en Rumbo.es, allá por el mes de Abril, con antelación suficiente para no tener problemas con los vuelos internos con TACV. Problema: nos cambiaron 2 trayectos de hora, con lo que tuvimos que ir ajustando el resto de vuelos. Deciros que el vuelo Sal-Boavista nos lo cambiaron el día 21 de Julio! Un día antes de partir… por suerte, TACV permite cambios por 19€, con lo que cada cambio nos salió por 38€ (y tuvimos que hacer 2). Por suerte, los cambios de horario solamente se produjeron ANTES de partir a Cabo Verde.

Nuestro viaje nos llevó de Barcelona-Lisboa a Sal, de Sal a San Vicente (avión), de San Vicente a Santo Antao (barco), de vuelta a Sal, de Sal a Boavista (avión), y de Boavista a Sal, Sal-Lisboa-Barcelona.

Tema retrasos en los vuelos internos. De 1 a 2 horas en trayecto BCN-Sal, Sal-San Vicente, Sal-Boavista. Conclusión: paciencia, volar se vuela, pero a veces se tarda un poco, aunque los retrasos de TACV no son ni más ni menos que los que se pueden tener con Lufthansa o cualquier otra compañía. Moraleja: no llevéis nunca un horario ajustado de enlaces con otros medios de transporte porque podéis fácilmente perder vuestros enlaces.

A la llegada a Sal nos alojamos en Espargos, en el Hotel Atlántico. Bien, un poco caro por lo que es (pero es que Cabo Verde, barato barato no es!). El taxi nos acercó a las 4 de la madrugada por 3€. Como no teníamos escudos de CV, le dimos 50€ y el chico fue a la gasolinera y nos dio el cambio “redondeado” a 1€ = 100 ECV. Sin problemas, eso es una práctica habitual y no me parece mal, se sacan una comisión por el cambio, como los bancos no? (por cierto, comisión que varía de isla a isla, por supuesto, p.ej. Sal, 500ECV, Santo Antao, 300 ECV de comisión por cambio de moneda).

Al llegar a al aeropuerto de San Pedro, en la isla de San Vicente, un taxi te lleva a Midelo por 10€. Es un trayecto de unos 10min (los taxis no son baratos, puedes pilla aluguer, que son pick-ups donde te sietas detrás, en unos bancos, y son mucho más baratos).

En Mindelo estuvimos en la Residencia Sodade. Tienen un retsaurante en el tejado muy chulo, con unas vistas muy bonitas. La única cosa es que el agua salia un poco amarilla, pero bien, sin problema. Muy limpia y de trato excelente.

Al dia siguiente cruzamos el canal hasta Santo Antao. Bueno, peripecia para comprar el billete. Resulta que el ferry de Armas no estaba (y no sé donde estaba). El caso es que el Ribera d’Paul es un barco muy pequeño, y aunque a las 6 de la mañana estábamos en el puerto (eso nos aconsejaron los vigilantes del puerto la noche anterior, por si vendían más billetes a partir de las 7), eso no pasó… total, que tuvimos que buscarnos la vida y gracias a unas cooperantes portuguesas que nos dieron el soplo que por ahí vendían billetes “un poco más caros”. Pues eso, encontré al tipo de la reventa y me vendió 2 billetes, eso sí, un poco-bastante más caros. Lo bueno es que para que no tuviera dudas, el tipo me pasó los billetes, me dijo que subiéramos al barco y que después el ya subiría y me buscaría para que le diera el dinero. Y así fue como subimos a ese barco. Me dio rabia porque tuve que recurrir a eso de “hombre blanco con dinero siempre gana”. Una pena.

En Santo Antao, Cau con su furgo nos llevó a Cavoquinho, en la Ribera de Paul. Al llegar al puerto los transportistas desplegan todas sus "armas" para pillar turistas. Es normal, es su medio de vida, osea que yo en su lugar también sería igual de "pesado". Estuvimos en casa de Belén y José. Una pasada. Genial. Apuntaros Cavoquinho como lugar de hospedaje. Un privilegio. Desde aquí les mandamos un abrazo! Nos subimos al cráter de Cova, cansados por los 600m de desnivel por un caminito con unas pendientes bastante chungas, pero vale la pena. Los otros días entre la niebla y la lluvia poca cosa hicimos. Aunque disfrutar del paisaje agreste y verde ya es todo un espectáculo, ah! y comer cachupa!

De vuelta a Midelo sin problemas con el ferry de Armas. Aviso para navegantes que se marean, aunque la tripulación reparte bolsas para quien no pueda reprimir… bueno, ya sabeis. Cruzar canales entre islas siempre es delicado, aunque nada que ver con cruzar los canales entre las islas de Indonedia, por ejemplo. En definitiva, que el barco se movía pero nada que no fuera de lo más normal.

En Mindelo estuvimos otra vez en Sodade. Al dia siguiente Lorenzo nos llevo al aeropuerto con su furgoneta para volar a Sal y después a Boavista. Mindelo por la noche está muy bien. Tiene un aire bonito, de ciudad de mar, a medio camino entre Africa y Europa.

En Boavista estuvimos en Sal-Rei, en Migrante Guesthouse. Una pasada. Cristiano, un chico italiano, vive en una casa colonial restaurada, con su mujer caboverdiana y su hija. Una maravilla de sitio. Precios europeos, lleno de italianos, pero vuelvo a decir que el sitio es increíble.

En Boavista fuimos a la playa de Santa Mónica, a Provaçao Velha donde “la señora Maria” nos dio de comer en su casa. Hospitalidad caboverdiana a precios europeos (10€ por barba, comiendo eso sí excelente pescado, Garupa buenísima y Bonito). Sinceramente, creo que el turismo debe aportar su parte al "PIB familiar", al final ellos se benefician del turismo y a nosotros nos dan de comer, qué más se puede pedir! El trato me parece justo. También estuvimos en el desierto de Viana, y en la costa de Boa Esperança, donde permanece varado el carguero canario Cabo Santa Maria en la Praia que le da nombre.
Nos gustaría haber ido a Ervatao a ver "tartarugas" como dicen ellos, pero no pudo ser. Lo dejamos para la siguiente visita.

De Boavista volamos de vuelta a Sal, donde pasamos el día en Santa María para esperar el vuelo de TAP de la madrugada a Lisboa y de allí a Barcelona. Santa María es de largo el sitio más turístico por donde pasamos, de hecho, de turistas encontramos muy pocos hasta que llegamos a Santa María, y aunque en la playa se respiraba muy buen rollo, había un montón de resorts a pie de playa. Pillamos una habitación en una pensión baratilla para dejar las maletas, echar una siesta y darnos una ducha antes de ir al aeropuerto.

Cabo Verde es un país que en mi opinión, mira más a Europa que a África, aunque claramente es un país que tiene pendiente desarrollo en un montón de aspectos: carreteras, suministro eléctrico, escuelas (faltan profesores!) o centros médicos. Me consta que recibe ayuda europea y mucha colaboración Canaria (p.ej. la carretera que sube a Cavoquinho la hicieron con dinero Belga).

Es una pena que la cadena de hoteles Riu esten haciendo lo que estan haciendo, por ejemplo, en Boavista. Da un poco de asco, la verdad, aunque claro, si el gobierno les permite hacer esas barbaridades, pues no me extraña que no se corten. Los "locales" no estan nada contentos con Riu porque dicen que se estan cargando el medio ambiente (pero dejemos el tema porque me pongo de mal humor).

A la gente se la ve feliz y en general, muy hospitalaria. Solamente deseamos que la gente que vive en Cabo Verde pueda prosperar y mejorar día a día su calidad de vida.

En definitiva, qué fácil es enamorarse de Cabo Verde, un país tranquilo y afortunadamente alejado de los grandes problemas de África: el hambre y la guerra.


Un saludo

Eva y Ferran
Agosto 2008


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Ago 08, 2008 11:01 pm 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Sab May 14, 2005 6:29 pm
Mensajes: 109
Ubicación: España
Eva, Ferran, enhorabuena, porque con vuestro relato me doy cuenta que aunque en poco tiempo, os ha llegado la magia de ese país Cabo Verde. Hay que ser fuerte para superar la "sodade" y empezar a preparar un nuevo viaje.

Besos.


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 2 mensajes ] 


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron