Cape Verde Islands

Sunday 15.09.2019

 
 
Buscar temas sin respuesta | Ver temas activos

Nuevo tema Responder al tema  [ 12 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: Mis vivencias ( I )
NotaPublicado: Dom Oct 30, 2005 12:35 am 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Oct 26, 2005 1:57 am
Mensajes: 651
Ubicación: España
Vivencias de mi primer viaje a Cabo Verde en el año 1999


Lugo, 30/10/05

¡Dios! Que recuerdos.

No os podéis imaginar la alegría y sorpresa que tuve al encontrar esta Web.

Desde hace una semana, mi cabeza es un torbellino, que digo un torbellino… un huracán descontrolado que trata (y lo consigue) de remover los recuerdos, vivencias, sentimientos, e imágenes que el subconsciente se empeña en mandar al disco duro del pasado.

Un día, por aburrimiento, o tal vez guiado por un instinto misterioso… ¿Sodade?, pongo en “San Google” la invocación mágica: Cabo Verde.

En un instante se abren ante mí una innumerable amalgama de puertas, palabras y letras que me confunden y distraen, me perturban,… pero… al rato, tocado por la barita de no se que hechizo budú africano (groge), mis ojos se fijan en ¡Cabo Verde 24!

¡Dios!
¡Lo encontré!
¡Existe!
¡Lo tengo ante mí!

No doy crédito; poco a poco voy entrando, desmenuzando, buceando en toda la información que se abre ante mis ojos; fotos, foros, comentarios…
Reconozco lugares y personas que me transportan cinco años atrás. Pero sobre todo me asombra y me revela la inquietud y el desasosiego, esa comezón que recorre mis venas, esos amaneceres con esa luz indescriptible, ese color del mar… de la mar, que no es azul… ni es verde, es…

Es ese Sol de poniente que... después de abandonar el alba despidiéndose de su amor, el mar oriental, ancestral, primigenio, africano y ¡atávico incluso!, caracolea en el cielo con las escasas nubes de algodón, como pidiendo perdón y en silencio, para incendiarse en indescriptibles colores... y besar al final del día, atrevido y avergonzado, la fina raya de La mar... en el horizonte de poniente... Poniente... La mar de poniente... Poniente triste...Poniente de algodón... Algodón salado, cortante, duro como esparto seco... Seco como el alma... Alma seca como esparto... Corazón de esparto... ¿Morabeza?...

Pero al fín, algo inunda mi ser, algo que no he visto reflejado en ninguna parte de este foro...

¡El olor!

Ese olor de esa tierra que tengo presente todos los días de mi vida, por que, juro que he encontrado una loción de afeitado que así me lo recuerda cada mañana... esa bocanada de aire y sensaciones misteriosas que me reavivan el momento de salir de la asepsia del aire acondicionado del avión, en el aeropuerto de Sal, 2:00 AM de la madrugada; esa bocanada de aire caliente, pegajoso, dulzón… ¡bestial! Ese silencio atronador… (motores apagados) indescriptible.
¡Dios que momento!... Lo que daría por revivir ese momento.

Continuará…


(Doy gracias a Daniel y a todos los demás miembros de este foro por esta magnífica oportunidad)

José Ramón
<b></b>

Home de ferro


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Lun Oct 31, 2005 1:06 pm 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Oct 26, 2005 1:57 am
Mensajes: 651
Ubicación: España
Habíamos quedado en la puerta del avión, en lo alto de la escalerilla, ese silencio de motores apagados, los oídos zumbando… y el olor, ese olor.

Y el calor, ese golpe de calor, calor seco, abro la boca como un pez fuera del agua con una sensación como de falta de aire (tenéis que entender que soy de Galicia y el contraste de climas es total) y pienso… Dios mío, ¿Dónde me he metido?
Bajo las escalerillas y piso por primera vez suelo Caboverdiano, no sé por que se me viene a la imaginación el Papa, que tontería, y de repente me doy cuenta de que no nos espera ningún autobús que nos lleve a la Terminal ¿? … andando 500 m. con el equipaje de mano y la “mochila”, el asfalto y el hormigón recalentados, el cansancio, el calor y la aparente falta de aire me hacen reafirmarme en mi anterior pensamiento: Dios mío, ¿Dónde me he metido?

Aduana. Jeje.
Llegados a este punto tengo que contaros que a este viaje fui invitado por una empresa portuguesa con la que tengo relación comercial, el director, buen amigo mío, me dijo que no había ningún problema en que llevara mi tabaco “Ducados” y algunas “cosillas”
“Cosillas” = a mochila, mochila = a 10 botellas de vino Albariño de mi tierra. ¡Con dos coj…!
La mochila pasa por el escáner y el cachondeo es general, la abren, la miran y la intercesión de mi amigo el portugués soluciona el problema. A continuación paso yo por la maldita maquina pitadora y en este momento me “rebautizan” con el mote de “home de ferro” que veis en el fondo de las páginas. Mi forma de vestir es de Cowboy, camisas con botones metálicos, la hebilla del cinturón de plata, botas con herrajes etc.
Por cierto, todos me decían que estaba loco, cargar con 10 botellas de vino desde casa… Jeje, os puedo asegurar que mi mesa, a la hora de la cena, era la más solicitada: un vasito de vino por favor.

Nos espera fuera un micro bus del hotel Morabeza de Santa Mª de Sal que nos traslada por una carretera adoquinada a nuestro merecido descanso. Por el camino trato de ver algo pero es imposible, solo por momentos se vislumbra el reflejo plateado del mar.
Me gusta el hotel, casitas bungalow en la playa, aire acondicionado, asalto la nevera, y a la cama, a dormir.
Creo que no lo consigo, pensando en como será “esto” a la luz del día.

Continuará…


Home de ferro


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Nov 01, 2005 10:40 pm 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Sab May 14, 2005 6:29 pm
Mensajes: 109
Ubicación: España
ánimo José Ramón!!!, lo haces de maravilla. parece que estoy bajando del avión en el aeropuerto de Sal. Sigue contando....
un saludo.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Nov 04, 2005 1:05 am 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Oct 26, 2005 1:57 am
Mensajes: 651
Ubicación: España
Me había quedado en la cama, pensando en mañana.

Mañana, digo hoy, ¡mi primer día en esta tierra!
Puse demasiado frío el aire acondicionado anoche (consejo, no abuséis de él)
Me levanto con una sensación extraña, salgo a la puerta del bungalow… y ¡Chof! : 10:00 a.m. y 24º ¿?
Cierro la puerta de golpe y a la ducha; primer problema, el jabón se corta con el agua salada, o casi; segundo problema y carcajada: la espuma de afeitar con la cara mojada… ¡Desaparece! Ja Ja; Me acuerdo del servicio militar y... sin espuma, a palo seco.
Pantalones cortos, la camiseta, la cartera y a desayunar.
Despierto a mi amigo el portugués y nos vamos para el restaurante.

¡La luz¡ ¡Que luz! No olvidéis las gafas de Sol.

Desayuno en la terraza, mirando al mar; buffet libre, para mí que solo estoy acostumbrado a un café y corriendo. Digo ¡Corriendo!
Cambia el “chip” J.R.
Lo primero que tienes que aprender en este País es a dejar las prisas colgadas en el perchero de la entrada, en el recibidor; ya las recogerás a la salida.
Casi terminando el desayuno me trajeron el zumo natural que había pedido al principio; me dio tiempo a veeeeeeerloooooo venir, con esa cadencia que tienen las mulatas al caminar (creo que el zumo perdió las vitaminas por el camino, pero ganó en presentación y dulzura); mi amigo me dice que me relaje, que me lo tome con calma, y le hago caso, él no es la primera vez que visita C.V. y otros Países de África.
Terminamos con caaaaalma, pensando lo que haremos durante el día.
Lo primero visitar Santa María y algunos amigos suyos, dar un paseo, conocer.
A todo esto todos los demás integrantes del viaje ya estaban en la playa.
Playa... Hotel, Hotel... playa, no lo entiendo, ¡para eso no hago 4.000 Km.!
En fin...

Nos vamos a la recepción para un pequeño “troco” de dinero y resolver el tema de una maleta perdida de un compañero de viaje y nos fijamos en el bar...
Y en el bar una mulata...
Y la mulata rubia...
Y la mulata rubia con los ojos azules... ¿?

Por favor, dos cervezas.
No me acuerdo de su nombre, ¡pero que mujer más hermosa!
Hablamos, había tenido un bisabuelo holandés... otras cervezas...

Y otra sorpresa. Estamos hablando con “la holandesa” y pasa por detrás de nosotros una mujer pequeñita, blanca de piel, con un montón de papeles en la mano y jurando en cristiano... “estoy hasta los ovarios de... ” me quedo estupefacto pero reacciono y le pregunto: ¿De España?... Sí, de Soria (también existe) Ja Ja, charlamos un rato, era como la “segunda” o gobernanta del Hotel, el director era italiano, quedamos para tomar un café y contarle cosas de casa. Pequeñita, pero que genio tenía esa mujer.

Y por fin salimos del Hotel andando con dirección a la “ciudad”.

Continuará…


Home de ferro


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Nov 04, 2005 5:49 pm 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Jul 12, 2005 4:10 pm
Mensajes: 44
Ubicación: España
Te asomas al muro que da al mar el punta do sol, y huele a mierda.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Sab Nov 05, 2005 5:29 am 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Ago 15, 2005 6:22 pm
Mensajes: 161
Ubicación: España
no sera que se huele a ti.

will


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Sab Nov 05, 2005 8:24 pm 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Oct 26, 2005 1:57 am
Mensajes: 651
Ubicación: España
Caminando con dirección a la “ciudad” de Santa María.

Me doy cuenta que realmente estoy en un País seudo africano. Veo pobreza, suciedad y carencias; el contraste entre las “islas aisladas” de los Hoteles y el exterior, es muy grande; en los Hoteles, todo cuidado, fácil, agradable (más o menos como cualquier Hotel de cualquier parte del Mundo).
Lo que véo en el exterior me baja de golpe a la tierra de esta gente olvidada. Olvidada por el Mundo de la gente que estamos acostumbrados a visitar los Hoteles de cualquier parte del Mundo. (Me he liado un poco, pero creo que se me entiende). Un poquito de por favor. ¿Autocrítica? o remordimiento.

Caminamos.

Veo un perro flaco, huesudo, devorando rabiosamente sus pulgas, quizás con ganas de probar algo de “carne”. Le digo: ¡hola canelo! Y me mira con ojos como de decir... o me das algo o pasa de mí. Sigue con sus pulgas.

Estamos entrando en la ciudad, calle principal adoquinada, el resto tierra y arena.
Casitas pequeñas, humildes, muy humildes, pero de colores vivos algunas, como queriendo salir o destacar de las demás por el precio de un bote de pintura, adquiriendo de esta manera mas categoría de “casa”.

A la derecha, entrando en el pueblo hacemos la primera visita a una “tasca”, y digo tasca por que no hay escalafón más bajo en la cadena de hostelería.
Habitación de cuatro por cuatro metros, con tres mesas y sillas; al frente un mostrador de un metro, una nevera para la cerveza y en las estanterías groge y alguna lata de pescado en conserva y garbanzos; a la izquierda del mostrador lo que se supone una cocina ¿? Y en una esquina el W.C. ¿?

El “antro” no tiene nombre, al menos en la fecha de mi viaje, (creo haberlo reconocido en una foto de ecaboverde.com , con el nombre de Restaurante Mar e Sol de Toy Mozinha)

El dueño un anciano encantador que conocía mi amigo el portugués, creo que de nombre Antonio, Toninho, o algo así; se conocían y me presenta; pedimos unas cervezas y de eso nada, el “abuelo” nos invita a unos buenos groges de su botella particular, ¡antes de comer!, empezamos bien el día... continuamos con unas cervezas, invitando a dos marineros jóvenes que estaban sentados, comiendo una cachupa de huevo y salchicha; no se por qué me acuerdo del perro de las pulgas.

Tanta cerveza obliga, visita al W.C. ¿?
Me encuentro con la primera realidad... un letrero en todos los idiomas que aconseja no malgastar agua, ¿aquí?; y con otra cosa... ¡la “barata” más grande del mundo que mis ojos hayan visto nunca! (barata = cucaracha), siete u ocho centímetros sin antenas, subiendo por el tubo del desagüe de la cisterna, a la altura de mi entrepierna, y me miraba, juro que me miraba... ¡quita vicha!... salgo y se lo cuento a mi amigo... entran todos para ver y se descojonan literalmente de mí. Jeje.

Hablamos durante una hora. El “abuelo” nos cuenta su interesante vida, que estuvo en Portugal, que trabajando duro y mal pagado asta que enfermó y los médicos le desahuciaron, todo más un año.
Cuenta que volvió para su casa con lo poco que tenía, a morir en paz... y de esto hacía cuatro o cinco años.

Por cierto, si alguien del foro me sabe decir algo de este hombre por favor que se ponga en contacto con migo.

Desde este momento me hago cliente asiduo de este “antro”. (mi buhío como decimos en mi Galicia rural)

Salimos, otra vez, el Sol, el calor, pero mi primera impresión de unos párrafos más arriba empieza a cambiar, seguro que embriagado por la palabra fácil y el alcohol.


Me voy a cenar…
Continuará…


Home de ferro


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Dom Nov 06, 2005 12:38 am 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Oct 26, 2005 1:57 am
Mensajes: 651
Ubicación: España
Seguimos paseando por Santa María.

Se acerca la hora del mediodía, el Sol en lo alto y la gente tranquila, que digo tranquila… parada y en silencio.
Los “blancos” en la playa y los “negros” en las pocas sombras que proporcionan las esquinas y arbolitos.
Voy descubriendo locales que me indican que por la noche tiene que haber más “vidilla”.

Restaurantes, bares, pub’s, terrazas...
Me gusta y no me gusta, no se si me explico. Con el tiempo y mi visita a toda la isla me doy cuenta, y reconozco, que esta isla es muy europea, con lo poco bueno y mucho malo que eso implica.

Continuamos. Sigo intentando cambiar el “chip”; relájate J.R. tranquilo ¡estas de vacaciones!
Disfruto... tardo en adaptarme a esta cadencia de vida pero disfruto, sin prisa ¡caramba!, lo que puedes hacer mañana, no lo hagas hoy. Me ayuda la música que se escapa por las puertas y ventanas de las casas.

Esa es otra, la música. Esa música que te envuelve y arrastra al abismo de los tiempos, que reconoces que es tú música, como si la tocaras tú, o tú antepasados, que no te suena extraña, que la sientes como tuya. Esa música... ¡Dios! que música.
Mientras escribo esto, está sonando Cesaria Evora en el ordenata.

Y llegamos al Pontón. Centro social de Santa María por excelencia.
Nunca imaginé que unas cuantas maderas podridas y a punto de desaparecer, concentraran tanta vida social.
A cualquier hora del día y de la noche, pescadores, paseantes, ociosos, vagos, niños, mayores, y nosotros los blancos, embobados y oteando el horizonte, como si allá, al otro lado estuviera la respuesta; cuando la realidad es que lo mejor lo tienes a tu lado. Ese niño que te mira con ojos incrédulos y maliciosos, ese pescador que te contaría... y... ¡No!... Todos empeñados, cámara en ristre, en retratar ese horizonte o esa puesta de Sol, como premio y demostración de poder, para restregárselo por las narices a tus familiares y amigos... yo incluido.
La mejor cámara de fotos o vídeo que existe somos nosotros, ninguna máquina te puede hacer recordar sensaciones. Consejo: emborracharos de sensaciones.

Bueno, superado este punto de melancolía, perdón, de morabeza, mi estómago me dice que es hora de comer y doy la alarma. Comer langosta.
Nos juntamos a un matrimonio de recién casados portugueses que conocimos en el Pontón, donde si no, y nos dirigimos al centro, al restaurante... (No lo digo, cada uno que se busque la vida, la experiencia me ha enseñado que lo que a mí me parece bueno, a otro no le gusta). En abundancia, a la brasa y en salsa no se que; buena, pero no como la que como en mi tierra, hay que hacer patria, en compensación barata. El vino muy caro y no tiene perdón de Dios, eso sí, blanco y frío.
Me acuerdo de las botellas de “Albariño” que tengo en la nevera del bungalow.

Pagamos nosotros, y la parejita nos invita a su Hotel, el Belorizonte, otro todo incluido como el mío, a unos cafés; en la terraza, mirando al mar, la mar.

Medio sesteando en la terraza empiezo a percibir que “esto” me gusta. Me engancha.


Continuará...


Home de ferro


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Dom Nov 06, 2005 10:09 am 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Ago 02, 2002 7:36 am
Mensajes: 129
Ubicación: Spain
Hola José Ramón,
¿Sabes que el bar de Toy Maozinho (o como se escriba) no existe ya desde hace años? A mí también me gustaba mucho...
Creo que vas a tener que regresar pronto a Santa María si quieres reconocer algo de lo que viste en el año 2000...
Saludos
Gina


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Lun Nov 07, 2005 8:55 am 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Jul 12, 2005 4:10 pm
Mensajes: 44
Ubicación: España
pues no Will.
Ya me abria gustado.
todo lo que me encontre en san antonio era lo que buscaba, paz tranquilidad, un volver a los origenes.

pero lamentablemente la gran cantidad de basura y la contunbre de hacer sus necesidades en la la costa o detras de cualquier muro me fastidio mucho, si no fuera por eso era exastamente lo que buscaba, y lo digo con mucha pena porque es muy facil de sulicionar pues tienen contenedores y wc en sus casa.

la basura sobre todo esta bajo el mar.

es una autentica pena.

tampoco entiendo como en Tarrafal una aldea perdida, donde la majoria van descalzos tiren las botellas de cerveza por todas partes, rotas.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Dom Nov 13, 2005 1:53 am 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Oct 26, 2005 1:57 am
Mensajes: 651
Ubicación: España
Hola Gina, gracias por tus informes.
Por favor, que alguien me diga que ese hombre no se ha muerto.
Todas las mañanas leía el periódico atrasado en su casa, tomándome el café más infecto y agradable del mundo.


Home de ferro


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Mié Nov 16, 2005 6:28 pm 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Nov 25, 2002 7:40 am
Mensajes: 131
Ubicación: España
jejejeje<img src=icon_smile_wink.gif border=0 align=middle>, gracias por compartir, chau...seguimos leyendo...

kaixo


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 12 mensajes ] 


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a: