Cape Verde Islands

Sunday 22.09.2019

 
 
Buscar temas sin respuesta | Ver temas activos

Nuevo tema Responder al tema  [ 12 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: escritor perdido
NotaPublicado: Lun Jul 13, 2009 7:50 pm 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Jul 13, 2009 7:39 pm
Mensajes: 5
Ubicación:
Antes de nada, me presento. Soy Arturo X. y necesito, por favor, información sobre la vida laboral de los habitantes caboverdianos. Soy novelista, estoy escribiendo un relato y me he metido en un jardín, vereis:
Mi protagonista, marinero, se queda a vivir unos años en la isla de Santiago dedicado a una antigua profesión practicada en la isla por una humilde familia, profesión que llevan muchos años ejerciendo. Esta profesión o actividad no puede tener relación con la pesca y si con la artesanía o, mejor aún, con la ganadería...por favor, a los que vivís en esa isla,... ¿a que se dedica el señor Onésimo Gonçalves?
Muchisimas gracias de antemano. Un abrazo.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Jul 14, 2009 12:16 pm 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Jul 13, 2009 7:39 pm
Mensajes: 5
Ubicación:
Dios,... no puedo seguir sin vuestra ayuda. Estoy parado en medio de una página y no me atrevo a escribir:
"Onésimo Gonçalves, pastor de ovejas, sintiendo el frescor tibio del atardecer..."
Tampoco se si sería correcto decir:
"La cerámica ocupaba todo el tiempo en la vida de Onésimo Gonçalves..."
Y no me atrevo, porque no se si en Cabo Verde alguien se dedica al pastoreo.
Ni si es exacto que alguien pueda dedicarse en ese país a la cerámica como profesión.
Por favor, Por favor,Por favor,...decidme que actividades laborales son las más comunes entre los lugareños de la isla de Santiago...No puedo trabajar si no me ayudais...porfa...que yo soy galego y, por desgracia, no tengo posibilidad de viajar a Cabo Verde...
Gracias una vez más...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Jul 14, 2009 6:54 pm 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Oct 26, 2005 1:57 am
Mensajes: 651
Ubicación: España
Paisano, te has metido en un buen lío, jeje

En Santiago, como en todo C.V. tienes pocas profesiones/actividades "antiguas" que escoger.
- Pequeño pastoreo de vacas y cabras.
- Agricultura casi de subsistencia.
- Carpinteiro de ribeira.
Y poco más.

Ya que no quieres temas relacionados con la pesca o la mar, te quedan dos.
Lo del pastoreo no da mucho juego, creo.
Te queda una.

Si a alguien se le ocurre alguna otra que lo diga.

Puedes poner el primer capítulo aquí?

Suerte



Home de ferro


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Jul 14, 2009 7:36 pm 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Jul 01, 2009 3:04 pm
Mensajes: 24
Ubicación:
Hola.
Lo podria poner a criar cabras, para la elaboracion de queso, tambien podria tener alguna vaca (una o dos) y claro està, un porco(cerdo) para consumo de la casa. Como dice el amigo Jose Ramon, poco mas hay, mejor dicho nada mas. La ganaderia y agricultura son para mantenimiento y consumo de la familia.
Eso de que la ceràmica "ocupaba todo el tiempo ..." no, no seria correcto ...
si estuviere en Fogo podria dedicarse a la produccion de vinos, no puedes cambiarlo de isla?
Bueno, la verdad, es que si escribes sin conocer Cabo Verde, creo que cometerias muchos errores que quitarian seriedad y credibilidad a tu relato. Consejo: vente a pasar 3 meses por aqui, si no puedes, malo, malo.
Bueno manda mantenha al amigo Onèsimo. Y suerte!!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Mié Jul 15, 2009 12:38 pm 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Jul 13, 2009 7:39 pm
Mensajes: 5
Ubicación:
Amigo José Ramón:
Problema solucionado. Necesitaba saber si el “Pequeño pastoreo de vacas y cabras.” era posible en Cabo Verde y ya veo que si.
La verdad es que este detalle, en el contexto de la novela, es solamente una pequeña anécdota en el conjunto del relato. Aunque, como no me gusta utilizar datos a la ligera sin contrastarlos previamente, me parecía un poco atrevido hablar de una actividad familiar caboverdiana sin estar seguro de que existe.
Ahora mismo voy a retomar la escritura de la obra para encajar los datos que me has aportado en el contexto de la misma.
Querido paisano, como buen escritor galego que soy, “escribo no noso idioma”, y creo que muy poca gente del foro entendería nada de lo escrito. Sin embargo, te prometo que, en cuanto tenga rematado el párrafo que narra el episodio para el que he pedido ayuda, lo subiré al foro, traducido al castellano.
Muchas gracias, amigo, por tu generosidad. Tu ayuda ha sido muy importante.

Amigo Jose 12:
También te agradezco con el alma tu ayuda para dar solución a mi pequeño (o grande, según se vea) lío.
La verdad es que el tema de la cerámica ya lo tenía aparcado. Me parecía bastante insulso y me daba poco juego.
Sobre lo de “cambiarlo de isla…” ya veré. Voy a ponerme con el y mañana podréis leer como ha quedado y juzgar si es correcto lo que digo.
Tienes razón en lo que dices: para hablar de un sitio concreto que menos que darte una vuelta para empaparte de su olor, para percibir su atmósfera, apreciar su cultura, sus costumbres, etc. Pero no es el caso.
Cuando lo leas te darás cuenta.
¡Como me gustaría pasar, ya no digo tres meses, ¡quince días en Cabo Verde! Pero no puede ser: mis obligaciones laborales y familiares lo hacen del todo imposible.
Muchas gracias también a ti por ser tan amable.
Un fuerte abrazo a los dos y todo mi agradecimiento.
Arturo X.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Mié Jul 15, 2009 3:00 pm 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Oct 26, 2005 1:57 am
Mensajes: 651
Ubicación: España
Amigo Arturo, me alegro que retomes el camino de tu novela.
Si quieres puedes leer unos pequeños relatos que he escrito yo y que te pueden ayudar a entender un poco la vida en C.V.
Están en el foro Relatos/experiencias/historias con el título de "Mis vivencias"
Recuerda, esperamos tu párrafo.
Suerte


Home de ferro


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Mié Jul 15, 2009 7:31 pm 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Jul 13, 2009 7:39 pm
Mensajes: 5
Ubicación:
Amigo José Ramón:
antes de nada agradecer una vez más tus atenciones. He leido, eso si, un poco por encima, y te pido perdón por eso: "Mis vivencias" y lo poco que he podido leer, me ha encantado. Prometo, en cuanto tenga un poco más de tiempo, leerlas con más calma y atención.
Como soy un hombre de palabra, adjunto el fragmento prometido, para que me des tu opinión, tu, y el que lo considere oportuno.
Nada más, amigo. No se si seguiré en el foro. Entré para solucionar un problema y este ya lo he solucionado. Pero me da una penita...
sois unas personas tan agradables y atentas...bueno, ya veremos...
Recibe un fuerte abrazo, paisano (de Lugo, me parece. Yo soy de Pontevedra. O sea que fíjate que cerquita que estamos...
Deica sempre.

(FRAGMENTO ORIGINAL EN GALEGO)(más abajo está en castellano)

Gonzalo González Gonçalves tiña poucas lembranzas da súa nenez. Nacera nunha pequena illa de Cabo Verde do nome da cal non me lembro, quizais porque ese detalle, esquecido na memoria dos seus devanceiros, non ten, para o caso, a maior relevancia.
Cando chegou a Belite debía andar polos catro anos.
O seu pai, un esforzado mariñeiro namorárase perdidamente, despois de sentir un frechazo amoroso fulminante, dunha fermosísima illeira chamada Imélie.
Así pasou un tempo. O pai de Gonzalo, Onésimo, vivía de moi bo talante. Gozando do acontecemento feliz do seu matrimonio na casa dos seus sogros en Cabo Verde, os cales lle ofrecían unhas perspectivas magníficas para gañar a vida coma agricultor e pastor de cabras; sumido nunha ledicia exótica e doce, tan allea ao seu carácter de rudo mariñeiro; disfrutando unha vida que o compracía coma algo absolutamente insólito.
Pero un cambio tan repentino nos costumes, na cultura e na propia existencia, constituía una novidade inquedante, unha incógnita abalando no aire e non unha forma de vida abondo planificada.
Unha noite, a lúa sorprendeuno acougado xunto a unha curticeira: estaba relembrando os menceres na horta da súa casa na Galicia do seu corazón, os cales ardían coma orballo de estrelas, o bruído silencioso da néboa matutina, o vento que asubiaba a carón das hortensias, o mar, que durmía en latexos, no máis fondo da súa memoria.
O señor González, estaba completamente saudoso.
De sócato, sentiu coma un estremecemento salvaxe ao recordar as umbrías gándaras de Belite, coma un conmovido salouco de añoranza pola súa terra galega. E non puido soportar tanta morriña.
Tanto foi así que, esquivando emocións e prebendas, sen temor a perder os beneficios conseguidos naquel afastado confín do Atlántico, o “marriñeiro” - como lle llamaban ao pai de Gonzalo-, decidiu retornar ás súas orixes.
E así o fixo, logo de xurarlle aos seus parentes illeiros que algún día había de volver ás súas bondades e aos seus hábitos, pero que agora tiña que marchar, xa que o seu corazón devecía por sentir de novo o colo da súa terra nai acariñándolle os pes, na vindeira primavera.
- Eu non desexo máis cunha cousa, marriñeiro –suplicoulle o señor Gonçalves, o pai de Imélie, facendo grandes aspaventos de tristeza-: que a miña filla sexa feliz con vostede.
- Ela será a raíña da miña casa. E será a muller máis venturosa do mundo. Prométollo, señor!
Déronse un abrazo e non dixeron nada máis.



(FRAGMENTO TRADUCIDO AL CASTELLANO)

Gonzalo González Gonçalves tenía pocos recuerdos de su niñez . Había nacido en una pequeña isla de Cabo Verde del nombre de la cual no me recuerdo, quizás porque ese detalle, olvidado en la memoria de sus antepasados, no tiene, para el caso, la mayor relevancia.
Cuando llegó a Belite debía andar por los cuatro años.
Su padre, un esforzado marinero se había enamorado perdidamente, después de sentir un flechazo amoroso fulminante, de una hermosísima isleña llamada Imélie.
Así pasó un tiempo. El padre de Gonzalo, el señor Onésimo, vivía de muy buen talante. Disfrutando del acontecimiento feliz de su matrimonio en casa de sus suegros, en Cabo Verde, los cuales le ofrecían unas perspectivas magníficas para ganarse la vida como agricultor y pastor de cabras; sumido en una alegría exótica y dulce, tan ajena a su carácter de rudo marinero; disfrutando una vida que lo complacía como algo absolutamente insólito.
Pero un cambio tan repentino en las costumbres, en la cultura y en la propia existencia, constituía una novedad inquietante, una incógnita temblando en el aire y no una forma de vida bastante planificada.
Una noche, la luna lo sorprendió recostado junto a un alcornoque: estaba re-cordando los amaneceres en la huerta de su casa, en la Galicia de su corazón, los cuales ardían como llovizna de estrellas; el mugido silencioso de la niebla matutina, el viento que silbaba sobre las hortensias, el mar, que dormía en latidos, en lo más hondo de su memoria.
El señor González, estaba completamente nostálgico.
De repente, sintió como un estremecimiento salvaje al recordar las umbrías gándaras de Belite, como un conmovido sollozo de añoranza por su tierra gallega. Y no pudo soportar tanta añoranza.
Tanto fue así que, esquivando emociones y prebendas, sin temor a perder los beneficios conseguidos en aquel alejado confín del Atlántico, el "marriñeiro" - como le llamaban al padre de Gonzalo-, decidió retornar a sus orígenes.
Y así lo hizo, luego de jurarle a sus parientes caboverdianos que algún día había de volver a sus bondades y a sus hábitos, pero que ahora tenía que marchar, ya que su corazón rabiaba por sentir de nuevo el regazo de su tierra madre acariciándole los pies, en la próxima primavera.
- Yo no deseo más con una cosa, marriñeiro -le suplicó el señor Gonçalves, el padre de Imélie, haciendo grande aspavientos de tristeza-: que mi hija sea feliz con usted.
- Ella será la reina de mi casa. Y será la mujer más venturosa del mundo. Se lo prometo, señor!
Se dieron un abrazo y no dijeron nada más.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Mié Jul 15, 2009 9:38 pm 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Oct 26, 2005 1:57 am
Mensajes: 651
Ubicación: España
Poco, me sabe a poco…

Solo una cosa, en C.V. no hay alcornoques (creo) lo siento; pero tienes por ejemplo la “Manga” nombre que le dan allí al árbol de los mangos.

Solo te ruego que no nos abandones sin tener más referencias de la novela, o por lo menos cuando le tengas el título y la tengas editada nos lo hagas saber para comprarla.

Por otra parte decirte que por aquí estamos para lo que necesites.

Un abrazo


Home de ferro


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Mié Jul 15, 2009 9:39 pm 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Jul 01, 2009 3:04 pm
Mensajes: 24
Ubicación:
Hola Arturo X
solo una cosita, cambia el alcornoque por una acacia, o mejor aun por un drago.
Saludos Jose


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Mié Jul 15, 2009 9:42 pm 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Jul 01, 2009 3:04 pm
Mensajes: 24
Ubicación:
jajaja , al mismo tiempo.
Si, la manga casi mejor en Santiago.
Saludos


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Mié Jul 15, 2009 11:56 pm 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Oct 26, 2005 1:57 am
Mensajes: 651
Ubicación: España
Arturo, Jose12 y los demás, voy a mover este tema al foro de Relatos/experiencias/historias; es su mejor ubicación.
Espero un par de días.

Home de ferro


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Jue Jul 16, 2009 1:04 pm 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Jul 13, 2009 7:39 pm
Mensajes: 5
Ubicación:
¡Que tal, amigos!
Como decía McEnroe: “la bola entróoo…”
Lo digo porque, ahora que voy a seguir con la novela, dejando zanjado el tema “Cabo Verde”, agradezco muchísimo la aclaración sobre los árboles autóctonos de las islas. La verdad es que utilicé un alcornoque (en galego, curticeira) porque me parecía un árbol noble, hermoso y acariciador en su sombra.
Una vez descartado este, me he decidido por el “drago”. Es un árbol que tiene algo mágico, exótico…no se… lo he buscado en google y me ha encantado.
José Ramón, no te preocupes, tienes mi palabra de que en cuanto termine la novela, mandaré un post para decírtelo. Te agradezco mucho la frase : “Poco, me sabe a poco…”
Siento no poder adelantar más de la misma. Voy por la página 483 y, la verdad, estoy como loco por terminarla.
Chicos, que, nada, muchísimas gracias por vuestra ayuda. Es un placer conocer personas como vosotros. Espero entrar alguna que otra vez a daros un poco la lata.
Hasta entonces, recibid un fuerte abrazo. Arturo X.
(la X. es Xesús. En realidad, mi nombre es Xesús Arturo -cosas de mi padre que es un poco…extravagante.)
Ah, y una última cosa. Perdonadme, porque en la traducción al castellano cometí algunos errores:
"de la cual no me recuerdo" por "de la cual no me acuerdo"
"haciendo grande aspavientos de tristeza" por "haciendo grandes aspavientos de tristeza"
Cosas del directo, supongo...


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 12 mensajes ] 


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a: